El futuro de la Fotografía

El futuro de la Fotografía

La fotografía ha pasado por una serie de revoluciones desde su nacimiento. Tanto si se trata de la introducción de las Box Brownie de Polaroid, de cámaras desechables o de teléfonos inteligentes, la llegada de la nueva tecnología siempre ha hecho que la fotografía sea más accesible para las masas. Esta tendencia seguramente continuará, así que ¿qué depara el futuro para la fotografía?

 1 – ¿Las DSLRs pronto serán cosa del pasado?

En junio de este año 2017, la Cámara Réflex Digital (DSLR) celebró su 18 cumpleaños. El primer modelo – la Nikon D1 – presentaba un sensor de 2.7 MP, 4.5 fps y una ISO máxima de 1600. A pesar del éxito de la DSLR y su rápido avance, es poco probable que permanezcan otros 18 años.

La cámara más reciente de Sony, la A9, ofrece un sensor de fotograma completo de 24.2MP, 20fps con seguimiento AE / AF, 693 puntos AF y estabilización de imagen de 5 ejes. El obturador electrónico permite velocidades de ráfaga mucho más rápidas, sin apagón del visor, operación silenciosa y velocidades de obturación mucho más rápidas. En el papel, esta cámara es mucho mejor que cualquier cosa que una cámara DSLR es capaz de ofrecer, pero tomará un poco de tiempo para que los fotógrafos cambien a esta nueva forma de disparar. Los viejos hábitos son más difíciles de soltar, pero las DSLRs seguramente desaparecerán a medida que sus primos más rápidos, más ligeros y mejores tomen protagonismo.

Las cámaras sin espejo han crecido a pasos agigantados en los últimos años. Al principio, las principales ventajas de las cámaras sin espejo atendían a que eran más ligeras, más pequeñas y por lo tanto más portátiles que las réflex digitales, pero las réflex digitales tenían la ventaja sobre la calidad de la imagen. Sony fabrica cámaras sin espejos a la par con DSLRs en términos de calidad de imagen, pero aún no pueden competir en la vida de la batería y muchas personas todavía prefieren un visor pentaprisma sobre un EVF (siglas en inglés, de electronic viewfinder). Se sospecha que no pasará mucho tiempo hasta que estas últimas “carencias” sean solventadas.

 

2 – La Inteligencia Artificial transformará la fotografía

En el futuro, grandes cambios en cuanto al almacenamiento y edición de nuestras fotografías. Las exposiciones automáticas y los sistemas de autoenfoque asignan control a los componentes informáticos integrados y realizan un trabajo excelente. En los próximos años es probable que veamos cámaras verdaderamente inteligentes que reconozcan escenas y ajusten automáticamente las variables de disparo para que coincidan. Todo el mundo será capaz de capturar imágenes perfectamente expuestas y enfocadas con sólo pulsar un botón.

Nuestras bibliotecas de imágenes también serán inteligentes. A medida que se desarrolla el aprendizaje de la máquina, el software reconocerá cada elemento de una imagen. Ya no necesitará asignar palabras clave ni organizar su trabajo en varias carpetas. En su lugar, puede buscar cualquier término; Ya sea “árbol”, “coche” o “atardecer” o una persona en concreto, y su software mostraría cada imagen que contenga esos elementos.

La mayor transformación es probable que afecte a post-procesamiento. Ya existen herramientas para los teléfonos móviles capaces de borrar el fondo para producir una agradable profundidad de campo.

Sólo seleccionando las imágenes donde todos los sujetos estaban abiertos los ojos. Los fotogramas son los más nítidos.  Utilizarán las composiciones más equilibradas basadas en algoritmos probados. A continuación, aplicar instantáneamente los ajustes a los archivos RAW. Aplicaría los ajustes tonales perfectos. Fijará un balance de blancos inmaculado. Controlará el ruido, detalle del cielo, suavizado de la piel y así sucesivamente.

3 – Los teléfonos inteligentes aniquilarán a las cámaras compactas.

Las ventas de cámaras digitales han disminuido en más del 80% desde 2010. El éxito ha recaído sobre todo en cámaras compactas; debido casi totalmente al rápido aumento de los teléfonos inteligentes y aplicaciones de fotografía móvil. Mientras tanto, la popularidad de las cámaras con lentes intercambiables se ha mantenido bastante constante, ya que las personas más serias, fotográficamente hablando, todavía quieren la calidad y el control de una cámara dedicada.

Además, por comodidad, la gente no quiere comprar y llevar otro artilugio encima que esencialmente hace el mismo trabajo. Para la mayoría de los propósitos, la cámara del teléfono coincide con lo que la gente necesita. Cada nueva versión y las que nos depare el futuro la calidad de imagen de los teléfonos inteligentes mejora, y pronto todo el mundo tendrá una cámara de alta calidad en su bolsillo.

4 – Las fotografías cobrarán vida

A medida que surgen nuevas tecnologías, la forma en que consumimos fotografías es probable que cambie también en el futuro. Más que una imagen que es una experiencia inmóvil, 2D, las fotografías podrían llegar a ser mucho más inmersivas.

La realidad virtual está a punto de explotar en la próxima década y puede tener un gran impacto en el mundo de la fotografía. En lugar de mirar una imagen en una pantalla o un pedazo de papel, podría explorar una escena con la ayuda de un visor/auricular. Esto traería a la vida las vistas y los sonidos de una imagen, permitiéndole revivir momentos capturados y moverse dentro de las memorias.

5 – Conectividad constante

Con cada nueva generación de cámaras, se incluyen más opciones de conectividad. Ya se trate de Bluetooth, WiFi o NFC, hay muchas maneras de conectar su cámara inalámbricamente a su teléfono inteligente para realizar copias de seguridad de sus imágenes y publicar en línea. No pasará mucho tiempo hasta que las cámaras se conecten automáticamente a Internet.

 

fotografo-de-bodas-en-marbella-malaga-granada-sesion-embarazo-fotografia-fotosur-photographer-wedding-reportaje-fotografico-comunion-fotos-foto-bautizo-fotografos-original-originales-24-conexiones

Con esto no habría necesidad de tarjetas SD u otras formas de almacenamiento físico. Siempre que esté en algún lugar que tenga una conexión de datos. En su lugar, las fotografías se cargarán instantáneamente en la nube.  Lo que significa que podría acceder a ellas desde cualquier lugar o dispositivo y no tendría que preocuparse de quedarse sin espacio en la tarjeta. Perder una tarjeta de memoria o dañarla y corromper los archivos. Al igual que los cassettes y los disquetes, las tarjetas SD probablemente se asignarán al historial en un futuro no muy lejano.

 

Artículo original aquí.

 

 

2017-08-22T11:27:17+00:00