Fotografía de Boda y Luz. Malaga y Marbella

La luz es el elemento fundamental de toda fotografía, sin luz no hay foto

La luz, a pesar de propagarse en todas direcciones, tiene una dirección y esta depende de donde se situé la fuente de luz. Es decir, desde donde el sujeto u objeto incidido por esta es iluminado. En general podría decirse que la luz puede ser:

  • Frontal.
  • Cenital (la fuente de luz ilumina la escena, sujeto u objeto desde arriba).
  • Trasera.
  • Lateral.
  • Contra Cenital (la fuente de luz ilumina la escena, sujeto u objeto desde abajo).
  • Puntual (ilumina solo una parte del motivo de modo de resaltarla por sobre el resto de la imagen).

 

Los mejores momentos para realizar fotografías en exteriores son en las denominadas horas doradas. ¿A qué nos referimos? La hora crepuscular, que es aproximadamente una hora antes de que se ponga el sol hasta una hora luego de que el mismo se ha ocultado en el horizonte y, también, las primeras horas del día mientras amanece. Son el momento ideal para aprovechar la gran variedad de tonos y colores del cielo. No solo utilizada por los fotógrafos de bodas, ya que pintores e incluso escritores se han inspirado en estos momentos para realizar sus obras.

Investiga en la red

Si decides visualizar fotografías de bodas en la red rápidamente podrás observar distintas escenas donde el tipo de iluminación variará. Si la fotografía está tomada en el exterior, dependiendo de la hora del día en que fue tomada apreciarás grandes diferencias. Pasando de una luz dura en las horas centrales del día a una luz más suave a medida que nos acercamos al ocaso o si el momento se presente con un cielo nublado. La temperatura del color, la presencia de pronunciadas sombras e incluso la transformación del entorno dependerá de un tipo u otra.

Para el tipo de fotografía de bodas, por norma general, nos interesa la luz suave. Transmite sensación de ternura, romanticismo o melancolía.

Cuando el sol está arrancando o va despidiendo al día, la luz que proyecta tiene unos matices cálidos que hacen de estos instantes uno de los más preciados en fotografía. Muy utilizado en fotografía de retratos y de paisajes.

Es una iluminación mágica, con tonos dorados y azules crepusculares. Puestas de sol ardientes.

A continuación compartimos una selección de fotografías inolvidables para que puedas sentir el texto anterior.

Por último, comentar que se habla de “Hora Dorada”, pero realmente es un momento sutil que  se pierde con facilidad.  Indiscutiblemente merece la pena organizar el reportaje fotográfico para coincidir con este momento. En este corto intervalo de tiempo, el sol “pinta” en el cielo colores diversos que van cambiando continuamente.

 

 

 

 

2017-07-31T10:23:24+00:00